Traducción Project Umbrella

D.I.J.’S DIARY

December 27

A woman in red clothes was taken to my home of Rockfort Island during a pounding squall. I wonder what on earth she could’ve done.

I’ve been living here for a long time but the people brought to this prison don’t leave alive.

Unfamiliar soldiers appeared among gunfire and flames. Something was happening. I went to the prison but the woman in red clothes wasn’t there. I hurried to the military training center.

Bangs. The master of Rockfort was chasing her obsessively.

I carelessly got too close and was almost crushed by a shutter. However I escaped from the crisis with my innate speed and was able to get out. Nobody but me would be able to do that.

Afterwards I looked for the woman in red. I found her. The woman in red was in front of the official residence.

Then a blonde man began to approach the woman in red from behind and began to talk, maybe they were familiar. Suddenly. The blonde man attacked the woman in red.

I must help her. I thought. However the blonde man vanished.

Who is that blonde man? What’s his connection to the woman in red?

A self-destruct announcement and emergency signal informed the last of Rockfort.

I hurried to the transport hangar.

The aircraft took off with us as explosions and flames raged.

That huge monster got into the aircraft right after.

I risked my life to help and the woman in red knocked the monster into the sky.

She’s definitely a Valkyrie, a goddess of destruction.

What the heck. The point the aircraft arrived at is a transport base in the frozen Antarctic.

On top of that the crews of the aircraft that had left before us scattered the T-Virus and turned everyone into Zombies, becoming a world of the dead.

I could hardly live somewhere like this. I had to find a way to escape quickly. I parted with the woman in red and began searching the base for something useful.

Someone seemed to approach when I took a break in the dark. The guy came very near. The door was shut and I couldn’t ru away. I continued desperately knocking on the door.

Then the door suddenly opened. I ran away without waving goodbye.

But I’m absolutely not a chicken!

When I stopped and looked back, the woman in red stood there and looked at me.

I didn’t know exactly where this place was. I didn’t know if I should go into the room with the huge elevator and old cannon, and felt hopeless.

A guy appeared again there. It was the blonde man in sunglasses. He was bullying the woman in red. A man in a black vest rushed in.

The blonde man in sunglasses disappeared into the depths of the prison and the next man quickly followed him. Both fought in an intense battle. Was the red woman’s acquaintance a monster? At this rate he’ll win the bout.

A sudden explosion threw cold water on the two men’s bout.

It must be my last chance to escape from this land of white horror.

I successfully crept in just before the submarine hatch closed.

I’ve escaped the world of the dead and returned to the world of power and greed…

D.I.J.

Adaptación en castellano

27 de diciembre

Una mujer de ropajes rojizos fue conducida a mi hogar en la isla de Rockfort en mitad de una salvaje tempestad. Me pregunto qué podría haber hecho allí. He vivido aquí durante mucho tiempo y sé que la gente traída a esta prisión no sale viva.

Soldados desconocidos aparecieron en medio del fuego cruzado y las llamas. Algo ocurre. Fui a la prisión, pero la mujer de rojo no estaba allí. Me apresuré en acudir al centro militar de entrenamiento. Disparos. El amo de Rockfort la acechaba obsesivamente. Descuidadamente, me aproximé demasiado y casi termino aplastado por un obturador. Sin embargo, escapé de esta singular crisis gracias a mi velocidad innata de roedor. Nadie más que yo estaría capacitado para semejante proeza.

Proseguí mi búsqueda de la mujer de rojo. La encontré. Estaba en frente del palacio, cuando, acto seguido, un hombre rubio se acercó a ella por detrás hablándole. Quizás se conocían. Repentinamente, el hombre atacó a la mujer de rojo. Debo ayudarla, pensé, pero el hombre rubio se había esfumado. ¿Quién es ese hombre rubio y cuál es su conexión con la mujer de rojo?

Lo último que escuché en Rockfort fue el mensaje de autodestrucción y una señal de emergencia. Corrí al hangar de transporte. Me colé en una aeronave que despegó con nosotros tres dentro mientras las explosiones y las llamas ocasionaban estragos. Justo después, un monstruo gigantesco se coló en la nave. Arriesgué mi vida y conseguí ayudar a la mujer de rojo, que dejó fuera de juego al monstruo al hacerle salir despedido al cielo. Ella es definitivamente una Valquiria, una diosa de la destrucción.

Por mis muertos. La aeronave alcanzó una base de transporte ubicada en la congelada Antártida. Los tripulantes de los aviones que habían llegado antes que nosotros habían dispersado el virus T, convirtiendo al resto de la gente en zombis, transformando otra vez ese lugar en un Inframundo. Difícilmente podría residir en un lugar como éste como mi nueva vivienda. Tenía que encontrar una manera de fugarme rápidamente. Me separé de la mujer de rojo y busqué por la base algo útil.

Alguien parecía acercarse cuando me tomé un descanso a oscuras. El desconocido estaba muy cerca. La puerta estaba cerrada y no podía escabullirme. Entonces, golpeé la puerta desesperadamente para llamarlo. De repente, se abrió. Me esfumé sin decir adiós. ¡Que conste que no soy un gallina! Cuando me detuve y miré hacia atrás, la mujer de rojo se quedó parada y me miró.

No sabía exactamente dónde estaba ni a qué habitación ir, si al enorme ascensor o al viejo cañón. Me quedaba sin esperanza. Un hombre apareció de repente. Era el hombre rubio con gafas de sol. Intimidó a la mujer de rojo y un hombre con un chaleco negro se precipitó a por él. El hombre rubio con gafas de sol desapreció en las profundidades de la prisión seguido por el hombre del chaleco. Ambos lucharon una emocionante batalla. ¿Era el conocido de la mujer de rojo un monstruo? A este ritmo ganará la pelea.

Una repentina explosión distanció a ambos de la pelea. Mi última oportunidad de escapar de esa blanca pesadilla. Me deslicé con éxito en el momento que cerraron la escotilla del submarino. Escapé del mundo de los muertos para retornar al mundo del poder y la codicia…


Gerald Dürden

Bloguera. Aficionada a los videojuegos y amante de CODE: Veronica.